Cómo Dejar de ser Demasiado Perfeccionista

Cómo Dejar de ser Demasiado Perfeccionista

Cómo Dejar de ser Demasiado Perfeccionista

Las personas necesitas dejar de ser perfeccionistas. Ser perfeccionista es destructivo para tu autoestima, salud mental y bienestar general. Sin embargo, el perfeccionismo es un problema común de autoestima que puede ser difícil de reconocer.

Si eres como muchas personas, podrías preguntarte: ¿Qué hay de malo en ser un perfeccionista?

La perfección se puede confundir fácilmente con tener altos estándares, pero no son lo mismo. Los altos estándares pueden ser saludables, productivos y buenos para tu autoestima. Sin embargo, un perfeccionista tendrá estándares irrazonables, poco saludables y contraproducentes.

Es importante reconocer la perfección como un problema. Aquí te explicaré que hacer para no ser tan perfeccionista.

Ten en cuenta que podrías ser un perfeccionista en algunas áreas y no en otras, estos consejos no tienen porqué aplicarse a todo.

Consecuencias de ser Demasiado Perfeccionista

Ser perfeccionista es malo para tu autoestima por muchas razones. Éstos son algunas de ellas:

1. Ser perfeccionista te hace pensar que nunca eres lo suficientemente bueno. Cuando esperas la perfección, estás estableciendo un estándar que no es saludable. Te estás preparando para el fracaso y eso es contraproducente y desmoralizador.

2. Ser perfeccionista alimenta el estrés, la depresión, la ansiedad y otros problemas de salud mental. Estos pueden ser perjudiciales para tu autoestima.

Esto te puede interesar: Cómo alejarse de las personas negativas.

3. Ser perfeccionista es contraproducente y puede afectar tu rendimiento. Por ejemplo, podrías posponer las cosas esperando el momento perfecto para tomar acción. Quizás dejas las cosas y cuando reacciones sea demasiado tarde.

4. Ser perfeccionista te hace pasar por alto los aspectos positivos. El perfeccionismo puede hacer que te concentres demasiado en lo negativo. Puedes pasar por alto las cosas buenas de tu vida y no ves lo que vales.

5. Ser perfeccionista puede hacerte demasiado quisquilloso y puede que pierdas buenas oportunidades. Puedes descartar algo porque crees que no eres lo suficientemente bueno. Quizás estés buscando encontrar la actividad social, el pasatiempo o el trabajo perfecto antes de avanzar.

Mientras tanto, te estás perdiendo muchas cosas que son buenas para ti.

Además, esperar la perfección de los demás podría dejarte sin amigos que ayuden realmente con tu autoestima. Nadie tendrá exactamente todas las cualidades que estás buscando; todos tienen defectos.

PRESTA ATENCIÓN
¿Tienes una idea de Negocio pero no sabes como implementarla? No te preocupes, solo necesitas una guía que te enseñe paso a paso de la mano para que puedas ejecutar tu idea de forma efectiva. Te recomiendo veas la información a continuación. >> Click Aquí <<

ser un Perfeccionista

Consejos para dejar de ser un Perfeccionista

1. Reconoce la perfección como un problema

Comprende la diferencia entre perfeccionismo y altos estándares. Ten en cuenta que si bien tener altos estándares saludables y establecer objetivos realistas son buenos para tí, ser perfeccionista no lo es.

2. Establece metas realistas para ti

El establecimiento de objetivos es excelente para desarrollar tu autoestima. Reemplaza las expectativas perfeccionistas con objetivos saludables y realistas (los beneficios del rendimiento promedio).

3. Busca lo positivo en ti y en tu vida

Presta atención a las cosas buenas en lugar de magnificar las negativas. Observa tus buenas cualidades, las cosas que has hecho bien y las cosas buenas de tu vida. Busca lo bueno en los demás también.

Mira esto: Estrategias para alcanzar mis metas.

4. Ámate a ti mismo en tu totalidad, incluidas tus imperfecciones

Ve el panorama general y debes saber que eres digno como persona. Una imperfección o defecto menor no te convierte en una persona «mala» o «indigna» (clave de dignidad y pertenencia para vivir una vida feliz).

5. Obtén una perspectiva más equilibrada de ti mismo

Abrazar tu singularidad. Es posible que veas tu singularidad como defectuosa, sin embargo, tus defectos percibidos pueden ser tu mayor activo. Muchas personas que lograron grandes cosas lo hicieron porque eran diferentes.

6. No esperes el momento perfecto

No esperes que algo sea perfecto para actuar, porque eso nunca sucederá. Toma medidas ahora, incluso cuando algo no está bien. Te sentirás fortalecido al tomar medidas, hacer más cosas y hacer más cosas en tu vida.

7. Piensa en los errores como lecciones

El perfeccionismo puede venir con un miedo al fracaso, que se interpone en el camino hacia el éxito. Permítete cometer errores y date la oportunidad de aprender y seguir creciendo.

Te animo a que aprendas todo lo que puedas sobre el perfeccionismo y obtengas ayuda si tienes problemas para superar el perfeccionismo. Puedes aprender a tener altos estándares que sean saludables y realistas para ti, y dejar de ser un perfeccionista de una vez por todas.

 

 

No olvides compartir!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Descarga tu Libro GRATIS

Crea tu Negocio Online en solo 24 Horas de Manera Fácil y Rápida

DESCARGA 2